9
Feb

Barcelona será siempre nuestra

Desde hace unos meses el Ayuntamiento de Barcelona está trabajando en un gran cambio de filosofía y metodología en todo lo relacionado con la tecnología y la digitalización de la administración. Este cambio, encabezado por Francesca Bria (Comisionada de Tecnología e Innovación Digital en  Ayuntamiento de Barcelona), está incluido en el Plan Barcelona Ciudad Digital [1] y se enfoca en diferentes ejes y proyectos. Pero en este caso nos centraremos especialmente con el proyecto relacionado con el Software libre.

https://pixabay.com/en/city-view-urban-architecture-2913862/

Durante este año 2018 los trabajadores del Ayuntamiento de Barcelona dejarán de gestionar programas como Microsoft Outlook, Microsoft Office o Internet Explorer. Pese a que Windows seguirá siendo el sistema operativo principal, las aplicaciones de escritorio serán sustituidas de forma progresiva por soluciones con licencias libres como OpenXchange, OpenOffice o Mozilla Firefox.

También se ha realizado una prueba piloto con 1.000 ordenadores basados en Ubuntu, por lo que se espera que mas adelante aumente el número de ordenadores con un sistema operativo libre.

Pero la apuesta por el software libre no termina en la migración de las herramientas utilizadas hasta ahora, sino también en los nuevos proyectos y desarrollos que se requerirán en el futuro. La soberanía tecnológica es una prioridad para el Ayuntamiento de Barcelona, y para alcanzar este reto es necesario afrontar otras necesidades:

  1. Permitir el acceso a todo el código fuente de los proyectos desarrollados y utilizados por la propia administración. Para ello ya cuentan con un repositorio de proyectos en Github [2] para que puedan ser reutilizados y ampliados por otras administraciones públicas, empresas y particulares.
  2. Diversificar la contratación de diferentes proveedores tecnológicos locales. Se creará un marketplace para que pymes, cooperativas o autónomos puedan ofrecer sus servicios en igualdad de condiciones y así se reduzca la dependencia de grandes proveedores externos.
  3. Remunicipalizar una parte de los desarrollos externos para que lo gestionen los propios técnicos del Ayuntamiento. Para esto se ampliará la plantilla con 64 nuevos informáticos que podrán recuperar el control de los servicios mas críticos de la administración.
  4. Compartir el conocimiento generado en todos los proyectos para que sea reaprovechado por otras administraciones o empresas, y así crear una red proyectos colaborativos. Por el momento se puede acceder a la documentación de las herramientas para una transformación digital abierta y ágil [3].

El proyecto de migración en una ciudad como Barcelona es muy interesante, pero para llegar al éxito es necesario hacer una buena gestión del cambio. Hay que ser conscientes que no será mejor si se hace mas rápido, sino que debe hacerse pensando en cada departamento y en cada trabajador de la administración para que su trabajo habitual no se vea dificultado y se puedan asimilar las nuevas rutinas de trabajo con las nuevas herramientas libres.

Además de ver el código fuente de los proyectos, también esperamos poder ver como se gestiona todo el proceso de migración, ya que puede ser muy interesante para aplicarlo en otras administraciones o empresas que quieran hacer una apuesta similar.

  • ¿Que procesos de migración han funcionado mejor para cada departamento?
  • ¿En algunos casos se ha detectado una planificación errónea? ¿Y como se ha solucionado?
  • ¿Que se puede aprender de todo este proceso de migración para que sea exitoso en otras administraciones?

Barcelona ha sido la primera gran ciudad en sumarse a la campaña Public Money, Public Code, [4] promocionada por la Free Software Fundation Europe (FSFE), y puede servir de ejemplo a muchas otras ciudades europeas que quieran empoderar a sus ciudadanos de las tecnologías que pagan con sus impuestos. Hay que seguir de cerca también los procesos de migración que están realizando otras grandes ciudades europeas como Madrid, Roma o Berna.

Esperamos que esta tendencia siga en aumento en los próximos años, para que la transformación digital cubra las necesidades de la ciudadanía y esté al servicio del bien común (y no solo para algunos privilegiados). No olvidemos que las administraciones públicas nos pertenecen a todos.

Por el momento, en 2019 podremos decir que Barcelona y su software será para todas las personas. Barcelona será libre. Barcelona será siempre nuestra.

Referencias:

[1] Plan Barcelona Ciudad Digital

http://ajuntament.barcelona.cat/digital/es

[2] Repositorio de proyectos libres de Ajuntament de Barcelona en Github

https://github.com/AjuntamentdeBarcelona

[3] Herramientas para una transformación digital abierta y ágil

http://ajuntament.barcelona.cat/digital/es/transformacion-digital/tecnologia-para-un-gobierno-mejor/transformacion-con-metodologia-agile

[4] Campaña Public Money, Public Code

https://publiccode.eu/

Josep Lluis Amador

Leave a Reply

Follow Us On

SUBSCRIBE NEWSLETTER