21
May

Más que una killer App, lo que se precisan son soluciones de valor

A diario escucho a clientes manifestando su interés en implementar blockchain dentro de sus organizaciones y portfolios. Sin embargo, a menudo la realidad es que ese interés está basado más en divagaciones y deseos de “estar en la onda” por parte de la dirección, que en ideas claras de valor real aportado. Esta situación genera innumerables ideas, donde el término blockchainsuena fascinante, pero que técnicamente “entra con calzador”.

Este fenómeno está provocado, en gran medida, porque la palabra blockchain es omnipresente en todo tipo de foros, ya sean financieros, tecnológicos, educativos, legales, etc. Y más aún, frecuentemente escuchamos también que la killer Appde blockchain está por venir y que la infraestructura necesaria para soportarla se está preparando e implantando: cajeros y negocios que aceptan criptomonedas, ICOs (Initial Coin Offeringque sustentan plataformas inimaginables, etc.

No obstante, la realidad es que hoy en día aún se precisan soluciones que realmente aporten valor, es decir, soluciones aplicadas a casos de uso que verdaderamente satisfagan las necesidades de las empresas y de la sociedad, y que permitan sentar las bases para que las promesas de transformación de las tecnologías blockchain tomen lugar.

Para ello, al diseñar una solución de valor basada en blockchain, es necesario establecer un equilibrio entre las necesidades de evolucionar una solución actual y el beneficio aportado por esta tecnología.

A nivel general, las características que hacen que blockchain pueda aportar valor a una solución son:

  • Inmutabilidad: llevar un paso más allá el concepto de ciberseguridad y brindar un nivel particular de garantía de que la información grabada no es manipulada o tergiversada.
  • Transparencia: habilidad de poner en manos de todos los stakeholders la información generada, invitándolos a formar parte de la red blockchain mediante el uso de los nodos.
  • Auditabilidad: proporcionar visibilidad controlada sobre la información a las partes interesadas.
  • Organización: muchas veces pasada por alto, pero muy importante ya que no existe una blockchain apta para todas las soluciones, y dependiendo del tipo de solución requerida, es crítico saber que se dispone de una serie de implementaciones, tipos de redes y algoritmos de consenso que permitirán organizar la red para satisfacer esas necesidades específicas.
  • Automatización: aprovechando la potencia de los bloques de código conocidos como smart contracts, podemos traducir los contratos tradicionales de papel en instrucciones automatizadas que permiten eliminar errores humanos en la interpretación de las condiciones escritas en un contrato.

Con las premisas anteriores, en atSistemas estamos llevando a cabo escenarios donde el verdadero valor aportado por la tecnología blockchain se identifica claramente:

  • Relaciones comerciales en cadenas de suministro.
  • Impulso del reciclado mediante planes de puntos ofidelity points.
  • Transparencia en la monetización de APIs o API economy.

Presentamos este último caso en la Open Expo Europe 2018. Implementa herramientas Open Source para integrar una capa de confianza en el ecosistema de la gestión del consumo de APIs. Para ello, aprovecha el potencial de los smart contracts para vigilar las condiciones de tarificación en sistemas que ofrecen APIs como servicios o productos.

 

 

 

 

 

 

Artículo redactado por Sergio González-Miranda, Responsable de Línea de Negocio Blockchain e I+D enatSistemas

Leave a Reply

blank