open source imagen
10
Nov

Modelos de negocio abierto para tu empresa

Por Juan Carlos Álvarez Cepeda (Director Ejecutivo de Cohaerentis Consultores)

El concepto de Innovación abierta así como el de modelo de negocio abierto han sido desarrollados por  Chesbrough, y modelizados gráficamente por Osterwalder en su popular libro sobre generación de modelos de negocio. Aunque resultan de enorme utilidad para el management empresarial queremos sacarlos del foco exclusivo de las startups, grandes corporaciones o empresas de base tecnológica en el que generalmente se emplean. Bajo nuestro criterio cualquier empresa puede abrir su modelo de negocio.

Por “abierto” entendemos un modelo de negocio capaz de integrar agentes externos a la organización sin que exista, necesariamente, un intercambio económico directo de productos o servicios.

Para abrir nuestro modelo de negocio debemos, en primer lugar, conocer bien todo el ecosistema en torno a nuestra actividad empresarial; un ecosistema compuesto por otras empresas y profesionales con intereses que aunque no estén directamente ligados a nuestro negocio influyen o pueden influir en él. En segundo lugar debemos generar un ambiente idóneo para atraer a estos agentes e integrarlos de forma estratégica a nuestro modelo. Estas son algunas de las fórmulas que a modo de ejemplo proponemos:

¿Tienes contenidos útiles para los demás? Licéncialos bajo licencia libre. Pongamos por ejemplo un abogado que elabora contratos para sus clientes. El valor de un buen abogado es adecuar cada contrato a las particularidades de cada negocio jurídico. Sin embargo puede generar con algunos de sus contratos plantillas que se publicarían bajo una licencia “Reconocimiento” creative commons (By). Lejos de perder oportunidades de negocio puede ganarlas fruto de la publicidad que la licencia genera.

Aprovecha el software libre, adáptalo a tus necesidades y compártelo. No todas las empresas desarrollan software pero casi todas lo necesitan para ser más competitivas. Las aplicaciones desarrolladas con software libre son una excelente elección, ya que te dan la oportunidad de adaptar el software a tus necesidades. Si liberas las pequeñas mejoras desarrolladas puede que otros también las utilicen, mejorándolas a su vez, lo que implicará que seas tú uno de los principales beneficiarios en un proceso continuo de innovación abierta.

Tu día a día está repleto de problemas. Si encuentras solución para ellos cuéntalo en un blog. No tiene que ser una gran innovación. Pequeñas genialidades pueden ayudar mucho a terceros: clientes potenciales o futuros partners que reconocerán tu valía al acceder a tu trabajo.

Procura que tus proveedores tengan acceso a la experiencia de tu cliente final. ¿Qué información trasladas a tus proveedores de tus clientes? En muchas ocasiones el grado de conocimiento que tenga el proveedor de los problemas y necesidades de tus clientes es fundamental para que pueda ayudarte a mejorar tu oferta.

Deja que otros hagan negocio a costa tuya. En serio. Te pongo un ejemplo. Un diseñador de muebles vende sus diseños a través de Internet, en plan DIY (Do It Youself). El diseñador puede llegar a acuerdos con carpinteros y/o empresas fabricantes para facilitarle al consumidor la elaboración final del diseño que ha adquirido. El modelo de negocio podría ser sostenible inclusive sin cobrar comisión a los fabricantes, a condición de que hagan publicidad del diseñador y su web.

Sobre Cohaerentis

Cohaerentis es una consultora integral para la nueva economía. Ofrecemos servicios de gestión de capital humano, legales, competitividad y dirección de proyectos para empresas y proyectos de base tecnológica. 

blank