blank
27
Sep

¿Dinero público? ¡Código público!

La iniciativa Public Money? Public Code!, apadrinada por Free Software Foundation Europe y apoyada hasta el momento por más de 40 organizaciones, incluyendo Open Source Initiative, Wikimedia Foundation, The Document Foundation, Debian, KDE, openSUSE y muchas otras, pretende llamar la atención por una realidad patente en nuestra sociedad y que clama contra toda lógica. Una vez más hablamos de las patentes de software en la administración pública.

A diario los organismos públicos precisan de software para su administración. En muchas ocasiones, por no decir la gran mayoría de casos, este software se desarrolla a medida con fondos públicos o lo que es lo mismo, pagados con nuestros impuestos. Sin embargo el código resultante permanece cerrado lo que imposibilita su estudio, mejora e intercambio entre administraciones, incluso los propios técnicos de la administración, más que capacitados para resolver las incidencias que se producen a diario, dependen del soporte de empresas externas para poder implementar soluciones a errores críticos. Es un círculo vicioso donde el software permanece cautivo, la administración paga y el ciudadano “disfruta” del servicio ofrecido.

Public Money? Public Code! plantea un cambio lógico. El software desarrollado para el sector público y financiado públicamente debe ponerse a disposición pública bajo una licencia de software libre o código abierto. Dicho de manera más simple. Si el dinero es público, el código también debe ser público. Los organismos públicos se financian mediante impuestos que se recaudan de todos sus ciudadanos. Es entendible que su responsabilidad es asegurarse de que gastan los fondos de la manera más eficiente posible.

Alguna de las razones dadas por la Free Software Foundation como argumentario con el objetivo de promover esta iniciativa son las siguientes:

  • El software libre y de código abierto es un bien público moderno que permite a todos utilizar, estudiar, compartir y mejorar las aplicaciones que usamos diariamente.
  • Las licencias de software libre y de código abierto proporcionan garantías contra el bloqueo de servicios de empresas específicas que utilizan licencias restrictivas para obstaculizar la competencia.
  • El software libre y de código abierto asegura que el código fuente es accesible para que las puertas traseras y los agujeros de seguridad se puedan arreglar sin depender de un único proveedor de servicios.

En contraste a las siguientes desventajas del software bajo licencia privativa:

  • Prohíben el intercambio de código financiado con fondos públicos. Esto impide la cooperación entre las administraciones públicas y dificulta el desarrollo ulterior.
  • Apoyan los monopolios obstaculizando la competencia. Como resultado, muchas administraciones dependen de un puñado de empresas.
  • Constituyen una amenaza para la seguridad de nuestra infraestructura digital al prohibir el acceso al código fuente. Esto hace que la corrección de puertas traseras y agujeros de seguridad se extremadamente difícil, sino completamente imposible.

Por supuesto que dicho esto habría mucho que debatir. Sin duda no es un cambio fácil pero si estás de acuerdo puedes sumarte a la iniciativa firmando la siguiente carta abierta.

Si todavía necesitas resolver alguna duda compartimos contigo el siguiente vídeo:

Miguel Parada

Leave a Reply