blank
6
Ago

Libre información y open API

La información es conocimiento, la información es poder, la información… es API. En algunos casos la encontraremos de pago, en otras gratis y en otras condicionada su uso.

Cuando hablamos de Opensource, siempre nos viene a la mente aplicaciones, librerías, herramientas, etc… Pero los valores que traen esta palabra, los podríamos y/o deberíamos extender a la información. Una información que a menudo utilizamos en nuestras aplicaciones.

Cuando estamos hablando de datos abiertos, y en este caso centrándonos solo en APIs, estaríamos hablando de toda aquella información que está almacenada en algún lugar y que podemos acceder remotamente mediante nuestra aplicación. Cabe recalcar, que el mantenimiento de esta información, los sistemas que lo exponen, etc… tienen un coste.

El poder acceder a esta información, nos abre un abanico de posibilidades para crear diferentes aplicaciones, librerías, etc… para explotar, transformar y mostrar la información de diferentes formas. Un ejemplo claro, es toda aquella información actualizada del COVID, que diferentes aplicaciones, medios de comunicación, librerías… recogen para mostrar dicha información. Pero, ¿Cómo obtenemos esa información?

blank

Antiguamente, cuando desde una aplicación queríamos consumir datos de algún lugar, las opciones más utilizadas era desarrollando nuestra aplicación con una arquitectura MVC, con todo integrado o mediante consumo externo SOAP. Incluso en algunas ocasiones, hoy en día nos podemos seguir encontrar como entidades muy grandes siguen exponiendo sus datos a través de XML, por ejemplo IATA.

Tampoco nos podemos olvidar de los famosos RSS, también distribuido en XML, habitualmente utilizado para los blogs, noticias, etc.

Pero el formato que se ha ido extendiendo durante los últimos años, que incluso se ha integrado en regulaciones legales internacionales para el sector bancario, son las APIs. Según Redhatun conjunto de definiciones y protocolos que se utiliza para desarrollar e integrar el software de las aplicaciones. API significa interfaz de programación de aplicaciones.” Es decir, una nueva forma de poder consumir datos e integrarlos en nuestras aplicaciones.

La parte más interesante de esto, es que actualmente en internet, existen diferentes lugares donde podemos obtener información gratuita para ofrecer servicios que ayuden al resto de personas y/o crear aplicaciones increíbles. Incluso, el gobierno de España nos facilita un lugar, donde obtener información de diferentes ámbitos.

¿Qué deberemos tener en cuenta a la hora de usar estas APIs?

  • De pago a gratis: aunque existen algunos lugares donde nos facilitarán la información gratuita, la mayoría serán de pago por uso. Un ejemplo de ello, sería el uso de Google Maps, que antiguamente era gratuito

  • Seguridad: para consumir gran parte de ellas, deberás integrar un sistema de seguridad. Este deberá ser acorde al nivel de seguridad que deseemos en nuestra aplicación

  • Actualización: algunas de estas APIs, nos facilitarán información actualizada, pero otras, puede que nos den información desfasada

  • Fiabilidad información: como cualquier otro contenido, deberemos analizar de dónde estamos obteniendo esa información, pues podría no ser correcta o comprometer la seguridad de nuestra aplicación

Con todo ello, si consideramos que el opensource es una filosofía que ha permitido avanzar a grandes pasos en el software y ha permitido que estuviese al alcance de muchos las aplicaciones, sistemas operativos, etc… en un mundo donde cada vez la información se restringe más, se tergiversa, se censura… todo aporte que podamos ofrecer, generará un poco más de libertad en la sociedad. “El conocimiento es poder. La información es libertadora (Kofi Annan)”.

Bibliografía

https://datos.gob.es/en/apidata

https://en.wikipedia.org/wiki/SOAP

https://es.wikipedia.org/wiki/RSS

https://www.iata.org/en/programs/passenger/open-air/

https://www.redhat.com/es/topics/api/what-are-application-programming-interfaces

https://developers.google.com/maps/documentation

Más artículos de Jesús Cuesta 

Leave a Reply