blank
7
Feb

Testing: de ser una función de soporte a ser una palanca de la transformación

Testing: de ser una función de soporte a ser una palanca de la transformación

La tecnología tiene el poder de hacer que las empresas sean más eficientes e interconectadas. En los últimos meses todos hemos sido parte de una revolución tecnológica sin precedentes y lo que ayudó a las empresas a tener éxito en el pasado no será lo mismo que las hará triunfar en el futuro.

El testing ha demostrado ser una función en constante evolución; está tomando progresivamente el camino de ser una función de apoyo comercial a una palanca activa para cambiar los modelos comerciales. Las empresas demandan cada vez más interconectividad entre dispositivos e interoperabilidad entre plataformas; esto tiene el potencial de mejorar el rendimiento, la calidad y la interactividad de los servicios, además de simplificar la vida de los clientes.

El papel de los Testers

El papel de los Testers como expertos en TI debe evolucionar hacia expertos en procesos de negocio. Los Testers solían ser Techies, profundamente analíticos y de razonamiento lógico, competentes en la ejecución de guiones, orientados a los detalles y sistemáticos. A estas capacidades es cada vez más importante añadir competencias básicas relacionadas con el conocimiento del sector, la actividad empresarial y el entorno social. Un buen conocimiento de los procesos es fundamental para poder liderar el cambio empresarial, una nueva forma de trabajar y en definitiva mejorar la relación con el cliente y su satisfacción.

Los usuarios juegan un papel importante y es imperativo adoptar un enfoque proactivo en lugar de uno reactivo. Debe tener conocimientos de banca y finanzas si está probando software relacionado con pagos y comercio; debe saber sobre logística si está probando sistemas de gestión de recursos empresariales para una empresa de embalaje; es importante profundizar en cada proceso de negocio, comprenderlos desde una perspectiva de servicio, buscar la optimización, en tiempo real y capacitar a las personas para que den un paso adelante y hagan las cosas de una manera diferente aprovechando la tecnología.

Redefinir los procesos y trabajar en modo híbrido, combinando la presencia física con el teletrabajo es la “nueva normalidad”. Llegar virtualmente a los usuarios es imprescindible para casi todas las empresas hoy en día. Mejorar los plazos de entrega y el rendimiento es fundamental. Las reglas del juego han cambiado en el mundo empresarial y el testing deben adaptarse en consecuencia.

El testing como palanca activa de la transformación

El testing deben concebirse como un papel activo en la prestación de servicios comerciales a los clientes o usuarios. Si el testing no tiene éxito o no cumple con los estándares de calidad, las iniciativas comerciales fracasarán. Los clientes utilizan los sistemas y aplicaciones de las empresas; recopilan su propia información y autogestionan su uso sin preguntar a los diseñadores o testers que pusieron en marcha dichos sistemas. Además, tener un conocimiento profundo de la gestión del ciclo de vida del software (SDLC) también ayudará a anticipar las complejidades de la aplicación, lo que puede guiar a tomar las medidas adecuadas antes de que los clientes o usuarios se enfrenten a ellas y se sientan algo engañados.

Las habilidades en redes sociales son recomendables para cualquier profesional en la mayoría de las industrias y cada vez más necesarias para el testing de software. Los testers suelen ser conocidos por su curiosidad intelectual. Dado que las redes sociales brindan acceso a contenido, foros, recursos y debates, estos pueden ser de gran ayuda para que los testers interactúen con sus contrapartes, sigan aprendiendo y se mantengan actualizados con la información más reciente. Tener habilidades en redes sociales favorece la conexión con expertos y el intercambio de conocimientos. También permite construir relaciones a largo plazo que pueden ser beneficiosas para los objetivos profesionales y de nivel empresarial.

La tecnología en el centro del negocio

Pasar de apoyar tareas o actividades comerciales a participar de manera proactiva en los procesos comerciales y ayudar a dar forma a los modelos comerciales impulsa la innovación. DevOps y las metodologías ágiles son una realidad. Esperar a que el negocio defina sus Pruebas de Aceptación de Usuarios es pasado. El desafío de una ejecución de prueba competente es ponerse en el lugar de los usuarios y anticipar escenarios impulsados ​​por el diseño empresarial que aprovechan las nuevas tecnologías y la automatización para derivar en servicios más ágiles y eficientes que harán la vida más fácil y estarán a la altura de la barra permitiendo a los usuarios centrarse en actividades de valor añadido.

Los usuarios y clientes cuentan con herramientas avanzadas tanto en casa como en el trabajo; usar teléfonos inteligentes y aplicaciones; comprar online; busca en Internet; editar y compartir contenido; Los negocios, la vida cotidiana y la tecnología se han vuelto inseparables. En este contexto, la tecnología no es solo parte del negocio o algo que lo soporta; está en el centro del negocio, ya que puede hacer que se reemplacen productos y servicios antiguos y posibilitar la generación de otros completamente nuevos, más alineados con la demanda y los patrones de consumo de los usuarios.

El testing se esfuerza por adoptar un nuevo papel de liderazgo en medio de la transformación y el cambio social que requiere una alta especialización. Ya no debe posicionarse como una función de soporte de TI y olvidarse de estar en el backstage de la infraestructura y los sistemas. Debe crecer como una función experta hacia los procesos de negocio y las relaciones con los usuarios, al mismo tiempo que lidera un cambio de mentalidad y una cultura innovadora.

Más artículos de Amparo Marín

blank