blank
7
Oct

Conoce CarPlay y Android Auto

Conoce CarPlay y Android Auto

La etiqueta “smart” está cada día más presente en todos los elementos de nuestra vida, desde los teléfonos móviles pasando por las neveras o por las aspiradoras robotizadas, nos gusta que todos los aparatos que nos rodean sean cada vez más inteligentes en parte para hacernos más fácil la vida, pero también porque nos gusta que la tecnología sea cada vez más avanzada. Unos elementos tan importantes en nuestras vidas como son los vehículos no se iban a quedar al margen.

Cualquier vehículo de nueva fabricación lleva incorporado un ordenador de abordo que nos ayuda con la conducción del vehículo y con la gestión de la información para hacer mucho más sencillo tanto el mantenimiento como las reparaciones. Los talleres para comunicarse utilizan en la actualidad el puerto ODB, aunque cada vez va a ser más común la conexión vía inalámbrica.

Los conductores hacemos uso del sistema de infoentretenimiento, la típica pantalla interactiva a través de la que accedemos al GPS, el reproductor de música o la agenda del móvil. Cada una de las marcas tiene su propia solución con sus estándares diferenciados del resto, desarrollar y desplegar aplicaciones en esos entornos es complicado, requiere de acuerdos con cada fabricante e instalaciones con conexión directa. Cada marca es un mundo, pero a día de hoy no es un canal de distribución ágil.

CarPlay y Android Auto

Para salvar esta situación Apple y Google han realizado ímprobos esfuerzos para poner a disposición de los usuarios servicios compatibles con los coches utilizando el teléfono móvil como base tecnológica. Ante la presión de dos marcas tan potentes los fabricantes han llegado a acuerdos con ellas, ya sea en conjunto o por separado, para permitir que sus conductores puedan usar las aplicaciones de los móviles en su vehículo, pero claro, estas no son las típicas de los smartphones, son adaptaciones que respeten las normas de seguridad vial.

CarPlay es el estándar de Apple para los vehículos, está disponible en todos los modelos desde el iPhone 5 con iOS 7.2. Apple incluye por defecto sus aplicaciones de uso del teléfono, música, mapas, agenda, mensajes, audiolibros, podcasts y noticias. Permite además que terceros con aprobación previa puedan crear aplicaciones de audio, navegación, control del vehículo, voz IP y compra de comida a domicilio. Se permite el uso de Siri en todas ellas para evitar distracciones del conductor.

Android Auto es la alternativa de Google, es una aplicación móvil que permite que un automóvil se conecte a la misma para ofrecer una serie de aplicaciones específicas de tipo GPS, navegación, reproducción de música, SMS, teléfono y búsquedas en la web. Se utiliza también el asistente de Google para controlar todas estas funciones con la voz. Esta tecnología es apoyada por la Open Automotive Alliance, formada por 28 fabricantes.

Para poder crear una aplicación para CarPlay debes solicitar primero autorización a Apple enviando una petición con información detallada sobre la misma. Si aprueban tu solicitud deberás respetar sus guías  con exactitud. El proceso de publicación es mucho más estricto que el de una aplicación típica. El desarrollo debe llevarse a cabo utilizando su IDE de desarrollo (Xcode) donde además de editar y compilar podrás ver en un simulador cómo funcionará tu app en un vehículo real.

En Android Auto los límites son también bastante restrictivos, solo podrás conectar a tu vehículo aplicaciones certificadas por Google, es decir que tu aplicación deberá pasar por un proceso muy estricto de aprobación. Con el tiempo han aparecido “hacks” para evitar este paso, pero si lo que quieres es que tu aplicación tenga una distribución global no es el camino más adecuado. Google permite aplicaciones de música, de mensajes, de estacionamiento y de carga. Recomiendan utilizar Android Studio para desarrollarlas y la verdad es que ofrecen muchos proyectos de ejemplo para aprender. Las aplicaciones para Android Auto son compatibles con Android Automotive SO, el sistema operativo para vehículos de la compañía.

Como podemos ver a día de hoy el escenario de este mercado tiene unos límites muy estrictos que dejan poco hueco a la innovación por motivos de seguridad vial, conforme avance la conducción autónoma es de suponer que se abrirá más este campo para hacer hueco a experiencias mucho más potentes e interactivas. A día de hoy nos parece que es un buen campo para experimentar, aunque la fruta todavía no está madura.

Más artículos de Gabriel Cuesta

blank