blank
16
May

Facebook compra Giphy, los grandes compran a los más pequeños, ¿por qué ocurre esto?

Hace unos días la compañía de Facebook compraba Giphy, una de las plataformas más importantes de GIFs (imágenes animadas). No es la primera, ni será la última compra de las grandes empresa tecnológicas para diversificar, obtener ciertos funciones tecnológicas y/o mejorar sus servicios actuales. Pero, ¿por qué las compran? Y ¿por qué este tipo de empresas se venden?

Es habitual ver todos los años como grandes empresas tecnológicas compran startups o empresas ya establecidas para ampliar y/o mejorar su negocio. De los últimos meses, podríamos destacar:

Estas grandes corporaciones pueden tener muchas razones detrás de la compra, donde puede haber objetivos a medio y largo plazo, que no se pueden entrever fácilmente. Aunque este no parece el caso de esta última compra, con la plataforma de GIFs.

Facebook dice que no recogerá específica información individual de la plataforma, pero sí de sus patrones de utilización. Y estos patrones no se refieren solo en el uso de la web, sino de todas aquellas plataformas que hacen uso de Giphy mediante su API. Un ejemplo sería Slack (plataforma para chats, muchas veces corporativos), que ya ha notificado que no enviará datos de los usuarios cuando consuman Giphy. Otra de las plataformas sería Teams de Microsoft. No hay que olvidar que en la mayoría de los ordenadores corporativos está bloqueado Facebook, con lo que conllevará, a que en muchos de los casos, se cambie la configuración de Teams, para ya no hacer uso de ella.

La parte interesante también reside, en qué razones llevan a muchas empresas a ser compradas por otras y a llegar, en muchos de los casos, a desaparecer. Si llegamos al punto donde hemos pasado varias rondas de financiación, las razones parecen más obvias, dado que los inversores van a querer recuperar su inversión mutiplicando rápidamente lo aportado. Pero, cuándo estamos creando un producto opensource, ¿nuestro objetivo final es conseguir vender nuestra creación por mucho dinero? O ¿Cuándo llegamos a este punto estamos hablando más de startups que de software opensource?

En algunos de los casos, en la concepción de la idea ya nace con ese objetivo, en otros casos, puede que llegue a derivar por los resultados obtenidos, o los colaboradores que se hubieran sumado y/o incluso, que sea un fork de otra idea, y esta sí que busque rentabilidad de su producto.

Como si de gravedad se tratase, las grandes empresas seguirán engullendo a las pequeñas y medianas que crean que les pueden hacer crecer más, y solo algunas pocas, ya sea por filosofía, expectativas y/o alguna otra loca razón, llegarán a ser grandes sin llegar a ser antes devoradas.

Bibliografía

Más Artículos de Jesús Cuesta

Conoce a Jesús Cuesta

 

Leave a Reply