blank
20
Ago

Los datos mueven las organizaciones ¿Sabes tú cómo moverlos?

Los datos mueven las organizaciones ¿Sabes tú cómo moverlos?

El nacimiento y origen de big data posiblemente serán dos fechas difícilmente señalables en un calendario, aunque convergan en un mismo año. Allá por 1989, Erik Larson utilizó el término “big data” en un artículo sobre marketing. En particular sobre cómo se podían utilizar los datos, sobre todo de clientes, para mejorar y ampliar el impacto en una cuenta de resultados.

Es decir, podemos intuir que el “big data”, ya es un adulto, que roza los 33 años de edad. La realidad es que con el nacimiento del primer navegador web, en los 90, el término tenía todo su significado: necesitaremos alguna herramienta con la que poder analizar los datos, porque cada día que pase, habrá más y más datos.

El lanzamiento en 1997 del motor de búsqueda más conocido del mundo, Google, puso a este entorno o ecosistema, en la punta de lanza como herramienta de oportunidad. De ahí a la campaña de Barack Obama de 2012, donde el big data jugó un papel transcendental, es una continuidad lógica.

Datos, la piedra angular de la transformación digital

La transformación digital de las organizaciones, a nivel mundial, con diferentes pasos y velocidades, es la historia, entre otras, del big data, dado que éste, amplia las opciones, posibilidades, expectativas y oportunidades, de acertar en las estrategias de la organizaciones. El principal hándicap, sin duda, es que prácticamente lo usa una élite, que lo explota convenientemente. Mientras el resto a nivel mundial (podríamos hablar del 95% de las organizaciones) ni lo usa, ni lo conoce, ni posiblemente lo tenga en mente como una estrategia a corto o medio plazo.

Esto es así, porque muy a menudo, “los árboles no nos dejan ver el bosque”. Lo que es evidente es que el resto de tecnologías disruptivas y más o menos emergentes, léase Machine Learning, Inteligencia Artificial, Robótica, Algorítmica, IoT o Blockchain, por citar las más conocidas, usan y usarán exponencialmente, el big data.

Big data ha sabido, casi por inteligencia propia y adquirida además de heredada de otros sistemas (Business Intelligence) experimentar un crecimiento espectacular, que la Robótica toma y tomará como punto de partida para las nuevas transformaciones digitales, pero también humanas, en los límites del transhumanismo y la inteligencia artificial más avanzada (dura).

Con la revolución que supone la tecnología cuántica, podemos ya hablar de un Big data cuántico o Quantum data, de manera que el modelo o ecosistema de Tecnologías de la Información (TI) ya ofrecen los nuevos sistemas SSAS (Smart Services as a Service) de manera que el poder combinado de la analítica con el big data, y otras tecnologías como IA, Machine Learning, la Supercomputación o la Simulación cuántica, están abriendo las puertas de la nueva disrupción digital (que conlleva en parte transformación, pero sobre todo involución) que nos espera en los próximos años, entre el 2030 y 2040.

Big Data como oportunidad 

Las posibilidades profesionales del ecosistema en crecimiento de big data, pero también de la innotransformación digital (innovación con transformación) es inmensa. El déficit de expertos, consultores, analistas y especialistas en estas áreas, es de nada más y nada menos, que superior, según diferentes estudios de consultoras y expertos, a 1.500.000. Ahí es nada. Por otro lado, la empleabilidad es superior al 96,9%.  es decir, salvo que no quieras trabajar en el sector, con casi total seguridad, encontrarás un buen trabajo, y con salarios anuales muy por encima de la media de otros sectores.

Cierto es que la pandemia ha supuesto un duro golpe, pero poco a poco, se vuelve a la velocidad de crucero de 2019. Incluso claramente por encima en empleabilidad, oportunidades y expectativas.

Tan sólo quedaría contar con un buen modelo de marketing de sensibilización y evangelización. Esto sobre todo desde organizaciones públicas, clústers, laboratorios de investigación, y demás recursos divulgativos y científicos.

Jeff Bezos, Elon Musk, Richard Branson, Larry Page o Satya Nadella, son líderes de sus respectivos negocios y encabezan una lista de miles de directivos de primera línea que utilizan de forma extensiva o intensiva, big data como herramienta de gestión estratégica multinivel y multioperativa. La realidad es que, a día de hoy, por muy pocos euros o dólares, podemos empezar a trabajar con un sistema de big data. Lo importante no es el dinero o la inversión, si no el objetivo, la búsqueda de oportunidades o incluso, de una mejora tecnológica y de una transformación digital, desde dentro y hacia fuera, de cualquier organización.

Y para terminar, vuelvo al principio. Erik Larson, periodista y escritor estadounidense, fue sin saberlo, el precursor de una nueva ciencia. Y como dice Geoffrey Moore, “sin análisis de big data, las empresas están ciegas y sordas”.

Y sí estás “ciego y sordo”, ¿cómo puedes transformar tu entorno, tecnológica y digitalmente?.

Eso querido amigo/a, lo tendrás que responder tú, si es que esta pregunta, a las puertas del verano, te puede inquietar…

Más artículos de Fran Moreno 

Conoce a Fran Moreno

blank