9
Oct

Microsoft y el Open Source, una historia de odio y amor

Hace unos años, si no recuerdo mal desde que Satya Nadella se convirtiera en Director Ejecutivo de Microsoft, que la compañía de Redmond ha dado un giro a su política sobre el open source y donde antes había odio ahora hay amor.

Muchos recordamos el pasado de Microsoft anti Open Source y cómo en los últimos años ha ido abrazando tecnologías Open Source en sus desarrollos y servicios como Azure, donde si el uso de Linux no supera al de Windows van a la par. Han creado aplicaciones para la comunidad como Visual Studio Code y .NET core o simplemente liberando el código fuente en github de muchas de sus aplicaciones.

Lo cierto es que los de Redmond se han convertido en uno de los mayores contribuidores al Open Source. Si entráis en el Github de Microsoft podréis observar que tienen más de 2.700 repositorios de código y es una de las compañías con más usuarios actualizando y subiendo código a Github. En el directorio de código podéis ver aplicaciones como Visual Studio Code, TypeScript o el código original de MS-DOS escrito en assembler por poner un ejemplo. Por si esto fuera poco ha entrado por la puerta grande como miembro Platinum en la “Linux Foundation” donde es uno de los mayores contribuidores.

Lavado de cara o realmente nació el amor, según reza en su github “Open source, from Microsoft with love”. Más que amor las circunstancias han provocado este giro  viendo que el Open Source es imparable y que tiene una gran comunidad de desarrollo y usuarios  a los que no se puede ignorar, así que, si no puedes vencer a tu enemigo únete a él y no morir por el camino.

Hay que ver la llegada de Microsoft al mundo del Open Source como algo bueno, un impulso al desarrollo y a este modelo de desarrollo de software, y ver las grandes aportaciones que ha realizado, realiza y realizará como algo positivo que beneficia a toda la comunidad. Hay que buscar y encontrar el equilibrio entre ganar dinero y desarrollar código abierto, ambas cosas son compatibles.

¿Y el siguiente paso?, quién sabe, quizás sea migrar Windows a Linux. Utilizar un núcleo de Linux en lugar del viejo NT. ¿Y por qué no? Apple en su día ya lo hizo, migró su sistema a un núcleo de Unix y BSD y no lo he ha ido tan mal. Las opciones que aquí se plantean son varias:

  • Windows como un escritorio de Linux al estilo de KDE, GNOME. Improbable, han abrazado al Open Source pero tampoco hay que pasarse.
  • Windows al estilo de Mac, hardware y software que sean uno utilizando los ordenadores Surface u otros. Quizás ésta sería la opción más viable.
  • Tal como está ahora, empaquetado y cerrado, pero con corazón Unix/Linux.

Pero no habría que dejar al resto del mundo de lado y se tendría que hacer compatible el software actual con el nuevo sistema. El trabajo es mayúsculo, pero eso no imposible.

Esto da que pensar. Haceros las siguientes preguntas:

  • ¿Si Microsoft se pasa a Linux significa que el Open Source ha triunfado?
  • ¿Es bueno para el Open Source que Microsoft sea uno de los mayores colaboradores?
  • ¿Seria bueno que migrara Windows a una base de Linux?

Para mi son todas que sí. Soy de la opinión de que cuantos más seamos más reiremos, cuanto más abierto y libre todo, más oportunidades para todos.

Related Post

Leave a Reply

Follow Us On