10
Jun

Mooc y la revolución educativa

Sir Ken Robinson, uno de los mayores expertos en educación a nivel internacional en estos momentos, comentaba en una de sus conferencias en el año 2006 que “No necesitamos ‘reformar’ nuestro sistema educativo. Necesitamos una revolución”. Muchos otros educadores estaban también pidiendo un cambio en el sistema educativo y este cambio no debía pasar únicamente los contenidos de las aulas tradicionales a la formación online. El modelo actual debe comenzar a cambiar, tenemos contenidos del siglo XIX, profesores del siglo XX

[1] y alumnos del siglo XXI que no se sienten motivados con la enseñanza actual, hay que encontrar una forma de ilusionar a los estudiantes para que vuelvan a las aulas.

Marc Prensky acuñó dos términos que se deben tener en cuenta para esta revolución educativa:

  1. Nativos digitales[2]: Aquello nacidos a partir de 1980 y que han crecido junto a la tecnología.
  2. Inmigrantes digitales: Nacidos antes de 1980 pero que han ido adaptándose poco a poco a esta nueva forma de vida.

Tal y como comentaba K. Robinson en uno de sus discursos en TED [3] los nativos digitales ni siquiera llevan reloj, no muestran interés en los libros y su mundo está tan lleno de novedades que apenas pueden prestar atención mucho tiempo seguido a una clase, pero ¿se puede medir el tiempo de atención? Fang Wu y B. A. Huberman, dos físicos estadísticos de Hewlett-Packard creen que sí. Por eso han estudiado cómo actúan los usuarios de una página web y han dado una cifra: 69 minutos.

Parece lógico que con estudiantes conectados a internet constantemente y con tiempos tan escasos de atención la revolución educativa de un salto a algo mucho más abierto y online.

Además de todo esto, nos enfrentamos a un tiempo en que todo está interconectado y la educación también debe seguir este camino, la vía del conectivismo. Una teoría educativa desarrollada por George Siemens y Stephen Downes basada en una serie de principios básicos establecidos por G. Siemens en “A Learning Theory for the Digital Age[4]” en 2004:

  1. El aprendizaje y el conocimiento se basa en la diversidad de opiniones.
  2. El aprendizaje es el proceso de conectar varias fuentes de información.
  3. El aprendizaje puede residir en dispositivos no humanos.
  4. La capacidad para aprender es más importante que el conocimiento.
  5. Cultivar y mantener las conexiones es necesario para facilitar el aprendizaje continuo.
  6. La capacidad de ver las conexiones entre campos, ideas y conceptos es una habilidad básica.
  7. Actualizar el conocimiento es la base de todas las actividades de aprendizaje conectivistas.
  8. La toma de decisiones es en sí misma un proceso de aprendizaje. Elegir qué aprender y el significado de la información que se aprende es una realidad cambiante. Si bien existe una respuesta en este momento, puede ser equivocada mañana debido a alteraciones en la información que afecta la decisión.

Por esta razón todo debe estar conectado y los estudiantes lo están haciendo ya,  la competitividad a la que son expuestos hoy en día es mucho mayor que la que tenían sus padres. Cuando sus abuelos terminaban los estudios tenían que competir contra sus compañeros de universidad, cuando terminaron sus padres compitieron contra los alumnos de todas las universidades del país, pero hoy en día, cuando los estudiantes finalizan sus cursos universitarios tienen que competir con los alumnos de todas las universidades del mundo, necesitan por lo tanto las mismas oportunidades que los estudiantes de otros países, las universidades no pueden ya cerrarse a cursos para unos cuantos alumnos, sino que estos cursos deben ser masivos.

Con todas estas palabras vistas en los párrafos anteriores (conectivismo, cursos, abierto, masivo, online, digitales) se puede crear un modelo educativo que comience a revolucionar el sistema tradicional.

Solo dos años más tarde de que K. Robinson hablase de la revolución educativa, Dave Cormier y Bryan Alexander acuñaron el término MOOC (Massive Open Online Courses, cursos masivos abiertos online).

La idea principal de este nuevo paradigma educativo es cubrir esta nueva revolución en las aulas y los primeros en hacerlo fueron las universidades de Stanford, Harvard y el instituto tecnológico de Massachuset. Tanto es así que en 2011 Sebastian Thrun profesor de inteligencia artificial de Stanford creó uno de los primeros MOOC con más de 120.000 alumnos de todo el mundo, y debido a este gran éxito decide formar la primera plataforma Udacity, una universidad online y gratuita para todo el mundo. Después otras universidades le siguieron con sus propias plataformas como son Edx (MIT y Hardvard) o Coursera (Yale, Princeton, Michigan, Penn). Hoy en día son decenas las plataformas para crear este tipo de cursos y siguen apostando por la innovación, fieles a sus principios de conectivismo y aprendizaje continuo.

Google no se ha quedado atrás en esta iniciativa y en septiembre de 2012 creó una plataforma abierta llamada “course-builder” con la que pretende que no sólo las grandes universidades  acaparen la revolución educativa, sino que cualquier persona o pequeña institución sea capaz de crear sus propios cursos y mejorar o adaptar este nuevo modelo de educación.

Algunos datos reales de los cursos creados con esta plataforma abierta hablan de los siguientes porcentajes, donde por supuesto no es todo tan bueno como parecería en primera instancia pero nos da una idea de la necesidad o las ganas de los estudiantes de probar algo nuevo, diferente a la educación tradicional a la que están acostumbrados.

  1. El curso “Power Searching with Google” con dos semanas de duración tuvo 155.000 estudiantes de 196 países diferentes, el 29% completaron el curso y recibieron su certificado correspondiente.
  2. Advanced Power Searching with Google“ que salió en Enero de  2013 también con dos semanas de duración tuvo 35.000 estudiantes y el 12% obtuvieron el certificado.
  3. Pueden verse otros datos de cursos reales con esta y otras plataformas en el artículo  MOOC: Resultados reales.

También en castellano ha habido muchas iniciativas en cuanto a plataformas para los cursos MOOC, quizá las más importantes sean MiriadaX, COMA, Wedubox, Tutellus y aunque la mayoría de ellas siguen un planteamiento cerrado, es decir sólo permiten el uso a grandes instituciones y universidades, o cobra un porcentaje a alumnos o profesores, existen otras alternativas más abiertas como U-MOOC[5] basada en la plataforma de Google y que con su apoyo trata de llegar a todo el personal docente con una filosofía completamente abierta, tanto como herramienta de apoyo a los cursos tradicionales como para la creación de cursos masivos completamente independientes.

Uno de los primeros cursos de esta plataforma “¿Como crear un MOOC?” cuenta actualmente con las más de 226 alumnos registrados.

Esta plataforma cuenta en la actualidad con las siguientes características:

  1. Foro y listas de email
  2. Exámenes evaluables y actividades.
  3. Generación de test abiertos mediante javascript, de modo que se puede hacer actividades con juegos, imágenes, puzles, etc, no simplemente preguntas y respuestas.
  4. Evaluación entre pares
  5. Moderador y ranking de preguntas
  6. Clases en línea para responder a las preguntas más votadas del moderador
  7. Calendario colaborativo de actividades
  1. Próximamente un e-Portfolio colaborativo para hacer grupos de alumnos en actividades en grupo
  2. Panel de control para facilitar la creación de cursos en línea por los profesores, de modo que no sea necesario tener grandes conocimientos informáticos.
  3. Posibilidad de incluir archivos completos html dentro del curso para poder generar las clases directamente desde Word e insertarlas sin que se note la diferencia.
  4. Blog
  5. Anuncios que se envían a los alumnos automáticamente
  6. Árbol de insignias o badges. Algunos badges se activan a través de otros
  7. Toda la plataforma usa un diseño web adaptable, es decir, se adapta a cualquier tamaño para que pueda verse en un móvil o una tableta, ajustando imágenes, menús etc.
  8. La plataforma es completamente portable y puede ejecutarse en un pendrive.
  9. Cuenta con un curso para diseñar cualquier MOOC, y para aprender a organizarse a la hora de su diseño, tanto con tecnología como sin ella
  10. Todo el código es abierto y se encuentra alojado en Google Code.

[1] «Profesores del siglo XIX, estrategias del siglo XX y alumnos del …» 2012. 5 Jun. 2013 <http://redesoei.ning.com/profiles/blogs/profesores-del-siglo-xix-estrateg-as-del-siglo-xx-y-alumnos-del>

[2] Prensky, M. «Nativos e Inmigrantes Digitales – Marc Prensky.» 2011. <http://www.marcprensky.com/writing/Prensky-NATIVOS%20E%20INMIGRANTES%20DIGITALES%20(SEK).pdf>

[3] «TED: Ideas worth spreading.» 5 Jun. 2013 <http://www.ted.com/>

[4] Siemens, G. «elearnspace. Connectivism: A Learning Theory for the Digital Age.» 2004. <http://www.elearnspace.org/Articles/connectivism.htm>

[5] «U-MOOC, la plataforma libre de los cursos masivos online (MOOC …» 2013. 5 Jun. 2013 <http://osl.uc3m.es/?p=1902>

Por Enrique Sánchez Acosta

Leave a Reply

blank