11
Nov

Tiempo de cuestionar verdades

“Las unidades de información son lo que crea la realidad, no las unidades de materia ni de energía.” Vlatko Vedral

La afirmación realizada por el profesor de física de la Universidad de Oxford, Vlatko Vedral, nos sirve como guía en el análisis de la verdad como una categoría del pensamiento humano.

Podríamos entender la verdad como un relato elaborado a partir del cual intentamos entender y explicar diferentes fenómenos que suceden y nos rodean. La construcción de este relato depende seriamente del método con el cual es construido, el pensamiento científico se construye a través de la observación, experimentación y comprobación del mismo, para entonces formular teorías, que al ser aceptadas se convierten en leyes (físicas, químicas, matemáticas, biológicas, etc). Los pensamientos basados en la religión se basan en principios de orden teológicos, la fe y la aceptación de una verdad a partir de ella, otras disciplinas que buscan la verdad como método y fin, son la filosofía, las ciencias sociales y las artes, todas ellas se caracterizan por ser altamente especulativas, razón por lo cual su vigencia está sometida a un entorno histórico cultural concreto. 

Seguramente, la explicación generada en las deidades, luego en los diferentes discursos filosóficos, sirvieron de manera práctica para el desenvolvimiento de las sociedades en las que se gestaron y constituyeron una “verdad” aceptada y absoluta en su momento. Más tarde esas “verdades” fueron primeramente rebatidas y luego suplantadas por otras verdades que responden al nuevo nivel de desenvolvimiento y necesidades que manifestaba esa sociedad. Podríamos concluir que la “verdad” es una categoría temporal, es como una herramienta con la cual podemos realizar mediciones de las nuevas condiciones tecnológicas, culturales y sociales de la sociedad que las contiene. Desde mi punto de vista la “verdad” como una categoría absoluta no existe, depende de nuestras posibilidades de observación y las necesidades de la sociedad en las que florecen. 

Para sostener el carácter absoluto de la “verdad” se la relaciona con su capacidad de vincularse a la “realidad”, y claro está la “realidad” era indiscutible. Pero en realidad la “realidad” es también la construcción de un relato que pretende interpretar a la misma de manera absoluta e indiscutible. Hay tantas realidades como formas de interpretar a la misma realidad. 

Las investigaciones de la física cuántica pusieron el mundo Newtoniano y relativista “patas arriba”, el entrelazamiento cuántico, el experimento de la “doble rendija” y la paradoja del gato de Schrodinger, nos sumergieron en un mundo estadístico e improbable. Los fundamentos del materialismo, el pensamiento positivista y muchas corrientes filosóficas se derrumbaron ante tanta incertidumbre, quizá nuestro mayor descubrimiento es la inexistencia de un propósito universal, a lo mejor es cierto que a Dios le encanta “jugar a los dados”.

La aseveración de que nosotros podemos conectarnos con la realidad y por lo tanto inferir una verdad a partir de ese evento, también está seriamente cuestionado. En realidad construimos una realidad a partir de la percepción que nos dan nuestros cinco sentidos (una suerte de BIOS para la computadora humana); construimos un “holograma” al que llamamos realidad con las unidades de información que nos brindan nuestros “cinco sentidos” (una especie de transductor biológico). Varias preguntas podemos realizar, las cuales nos llevarán a enfrentar los límites de las unidades de informaciones, límites que provienen de los límites de nuestros “sensores”. Es cierto que sólo oímos un minúsculo rango de frecuencias, o sea el mundo que nos rodea tiene una cantidad infinitas de sonidos que jamás oiremos en nuestra vida, también es limitada nuestra visión…. o sea construimos un holograma en nuestra mente (CPU humano) con datos provenientes de sensores limitados. ¿Cuantas dimensiones existen realmente fuera de las cuatro que conocemos ? La moderna teoría de cuerdas sostiene que deben ser, al menos 10 dimensiones. La publicidad, nos muestra cómo se puede construir un relato acerca de algo, en función del interés que lo crea, es el proceso de “manipulación”. 

Resumiendo, la “verdad” es un relato construido por personas, debido a circunstancias históricas e intereses concretos, además la medida de “realidad”, la cual es la base y fundamento de la “verdad”, es un holograma que creamos a partir de instrumentos limitados y no muy precisos.

Daniel Mery

Leave a Reply

Follow Us On