15
Sep

¿Qué aporta la Blockchain a la Web 3.0?

¿Qué aporta la Blockchain a la Web 3.0?

En los últimos años las soluciones basadas en blockchain están aumentando, hasta el punto que la Web 3.0 va de la mano con las redes descentralizadas. Pero, ¿qué aporta blockchain a dichas soluciones? ¿Qué diferencia a una Dapp de una aplicación normal?

Aportaciones de la Blockchain a la Web 3.0

Cuando buscamos información de que entendemos por Web 3.0, dependiendo de la fecha de la publicación del artículo y/o definición, nos podemos encontrar que la definien como “una web capaz de interpretar e interconectar un mayor número de datos” según CEUPE, o como indica DeloitteWeb 3.0 with the Semantic Web, which centers on the capability of machines to read and interact with content in a manner more akin to humans”.

En resumen, podemos afirmar la importancia de los datos, la interacción de las máquinas y los nuevos avances de tecnología, como pueden suponer IoT, 5G, blockchain, etc… Pero, ¿qué nos aportan las redes blockchain, sus Dapps y las soluciones negocio que sean diferentes a antes?

Las diferencias las encontraremos tanto en la filosofía y el transfondo de las decisiones, buscando soluciones descentralizadas donde los datos estén repartidos y de acceso público (obviando que existen redes blockchain privadas y mixtas); como las definiciones de las arquitecturas y las ventajas que conllevan.

Si nos centramos en la parte tecnológica, en uno de los cursos que he realizado de Platzi, podríamos ver que indican que una de las diferencias a gran escala que encontramos entre las tradicionales aplicaciones y las basadas en blockchain, es sobre donde se encuentran los datos.

Como podemos observar en el esquema, actualmente nos encontraríamos que para las aplicaciones y webs actuales, nos estaríamos conectando a través de nuestro API Gateway a un lago de lados, servicios de Serverless y/u otro tipo de backends para obtener la información; mientras que en una solución Dapp, la obtención de información la realizaríamos a través de la red de Blockchain, por ejemplo ethereum o a través de los oráculos.

Cabe recalcar, que las soluciones tecnológicas tienen grados de descentralización, pudiendo tener solo una parte de nuestra aplicación descentralizada, por ejemplo solo los datos del backend, o englobando toda la solución, incluyendo los estáticos, con el uso de IPFS por ejemplo.

Las arquitecturas para aplicaciones blockchain pensadas para Web 3.0 van evolucionando rápidamente, y se van adaptando a las diferentes soluciones de negocio. En unos años, la mayoría de las aplicaciones serán diseñadas orientadas a Web 3.0 y en algunos casos serán con basadas parte o completamente Blockchain. ¿Prefieres esperar a que sean un estándar ya establecido para aprender? O ¿Quieres ser parte de impulsor del cambio?

Bibliografía

Más artículos de Jesús Cuesta

blank